jueves, 8 de noviembre de 2012

Who cares;


No me importa el zapato que acentúa el suelo,
no me importa la indentidad que grita existencia,
no me importa el vacío del no pertenecer,
no me importa el ego extranjero,
en este caos me revuelvo

no me importa la (in)comunicación,

no me importa tu utopía viajante,
no me importa tu cuadro de fútbol, 
mucho menos tu política pensante,
en mi ignorancia sobrevivo

no me importan los afectos,

no me importan los defectos,
no me -importan- nada los de afuera
y en mi cancha solo juego

no me importa tu destino,

no me importa ir a contramano,
no me importan las ovejas negras,
no soy parte del rebaño

no me importa ninguna de tus carencias,

no me importan tus mentiras,
no me roza la realidad externa
y ese tu fuego no incendia mi recuerdo

no me importa sí mi ojo te juzga,

sí mi nariz te rechaza,
sí mi ira te ataca,
sí mi cuerpo te esquiva
y sí el final no rinde una gran novela.

5 comentarios:

  1. Camila, creí que ya no escribías...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar